logo

Fotografía newborn, el LED como luz suave y envolvente



MI FORMA VIDA
 
 Especializada en familias, maternidad y recién nacido me visitan cada día familias maravillosas donde cada una me aporta de alguna manera una  forma diferente de ver la vida, niños con los que aprendo cada día un sin fin de cosas con una naturalidad y sinceridad aplastante, me han enseñado algo tan básico como que una sonrisa, un abrazo o un beso es lo realmente importante, vivimos absorbidos por el estrés, el trabajo, las prisas y las facturas y nos alejan de lo realmente importante ,disfrutar de los tuyos y ofrecerles tiempo de calidad.
 
De ahí la suma importancia de guardar esos momentos para el recuerdo, los momentos naturales, momentos reales, las familias se olvidan de que estoy ahí y me regalan tesoros como yo los llamo para cada una de ellas, es muy común tener fotografías en el móvil, de nuestros hijos con la típica cara de “foto”, pero rara vez tenemos imágenes jugando con ellos o haciéndoles cosquillas, ¿quién no daría una fortuna hoy por tener una imagen real con un ser querido al que añora?
 
En cuanto la maternidad y el recién nacido nada que añadir es obvio que ambos son momentos realmente importantes, dignos de guardar para poder contar o recordar la historia desde el principio.
 
Sin duda mi mayor recompensa es la gratitud de esas familias que se emocionan al ver su sesión terminada y valoran la importancia de la misma, no hay nada más reconfortante que hacer feliz a alguien, ni momento más feliz que sentarte en el regazo de tus mayores mientras te enseñan antiguas fotografías y te cuentan tu historia o la de los tuyos.






LO MAS DIFÍCIL
 
Mi día a día requiere de constante inspiración y creatividad para crear campañas distintas y originales, para ello desarrollo una idea y acto seguido llega lo más difícil ejecutarla e iluminarla correctamente, la luz tiene gran importancia en una escena ya sea una sesión de recién nacido, un embarazo o una postal navideña, la luz nos puede aportar la dulzura, el dramatismo o incluso la elegancia de una imagen, por lo que es de vital importancia entenderla, direccionarla y modificarla correctamente para conseguir el resultado que buscas.
 
Por lo general suelo trabajar con flash, con sus diversos modificadores me permite crear ambientes diversos para cada fotografía, pero para mí superarme no es una opción, este año en mi campaña de Navidad cree algo distinto, sabía de antemano que sería un nuevo reto a la hora de iluminar, pero no por ello abandoné la idea, buscando opciones lo comenté con mi proveedor de confianza kubestudio y me presento la nueva incorporación a su tienda, lo encontré, sin duda la opción más valida y cómoda, he salido de mi zona de confort, si, y he probado algo distinto que me ha aportado justo lo que quería. La ventaja de ser tan cabezota es que hoy conozco una opción más, ni mejor ni peor que el flash, es diferente y con ventajas y limitaciones como cualquier otra fuente de luz, pero sin duda una opción más a tener en cuenta.
 
Pasada la campaña y después de haber trabajado con esta nueva fuente luz, Jon, de Kubestudio, me propuso un reto: salir de mi zona de confort también en otras sesiones. Por lo que me retó usar una pantalla led en una sesión de recién nacido y como me encantan los retos y valorando las ventajas e inconvenientes del producto, ¿porque no? Quizá resultara ser una opción válida.




EL RETO
 
Tras hacer algunas pruebas en el estudio, definitivamente podía funcionar, tenía que valorar si las ventajas eran superiores a los inconvenientes en cuanto a prestaciones, comportamiento, etc… y aquí os dejo mi humilde análisis.
 
Tamaño
:
El LED  de 68 cm a diferencia de mi modificador octabox de 180cm, es mucho más pequeño y angosto por lo que ganamos en espacio.
 
La calidad de la luz:
Sorprendentemente al ser una fuente mucho más pequeña ( 68cm) cabía pensar que no me ofrecería la envolvencia,  ni la suavidad del modificador de 180cm, pero para mi grata sorpresa es más que valida, ofrece una luz suave y envolvente aunque debo decir que con un aporte extra un look distinto, ni mejor ni peor diferente y característico de esta fuente de luz.
 
Modificadores
:
El flash requiere de modificadores de grandes dimensiones para sesiones con recién nacidos, mientras que la pantalla led no, al ser una pantalla compacta la luz  se proyecta ya  modificada, dependiendo de sus diferentes tamaños y formas para cada tipo fotografía, el inconveniente en contrapartida es que la versatilidad que ofrece un modificador u otro manteniendo una misma fuente de luz en el caso del flash no sería posible con el led, deberíamos hacernos con diferentes pantallas de diferentes tamaños y formas.
 
Portabilidad
:
Me parece una opción muy válida para todos aquellos fotógrafos que trabajan a domicilio, con su bolsa de transporte su tamaño reducido y compacto resulta fácil de transportar y colocar en casa del cliente. En cuanto al peso no encuentro gran diferencia frente al flash y su gran modificador.
 
La potencia lumínica
:
Sin entrar en características técnicas de la pantalla, durante las pruebas pude apreciar que los parámetros de mi cámara eran distintos a los habituales, pero para nada desorbitados o fuera de lo normal.
Equipo Canon 5D mark III, manteniendo los parámetros habituales en cuanto a diafragma y velocidad ya que mi flash me permite trabajar a diafragmas abiertos la única diferencia fueron 3 tercios de paso más de ISO de lo que suelo usar normalmente, diferencia insignificante en este aspecto.
 
 
Otras ventajas a resaltar
:
 
Para los que estamos acostumbrados a usar flash quizá esta no es tan importante, pero una de las ventajas más destacables es el hecho de que al ser luz continua en todo momento puedes apreciar la caída de la luz, tal cual resultará en la foto.
 
Permite disparar en ráfaga sin problema ya que es luz continua y no necesita refresco, la sesión se desarrolla con total tranquilidad al no tener destellos continuos por la descarga de luz y evitamos ruidos de carga completa a diferencia del flash.
 
Permite disparar a diafragmas muy abiertos ya que no necesita sincronizar con la cámara podemos disparar a velocidades altas para contrarrestar la obertura , consiguiendo así esas profundidades de campo tan reducidas y características de las sesiones con recién nacidos, a diferencia del flash que la velocidad máxima de sincronización suele ser de 1/160 y en muchas ocasiones con los flashes más comunes, no nos permite trabajar a grandes aperturas ya que nos aportan incluso a su menor potencia, demasiada luz de la requerida para estas sesiones.

 


LA SESIÓN
 
Bien, pues después de valorar las ventajas e inconvenientes del nuevo producto llegó el día de la prueba de fuego y puedo adelantaros que aprobó y con nota.
 
Preparé la sesión como lo hago habitualmente colocando la luz del mismo modo, aunque sí que, con más espacio disponible debido a su tamaño.
 
Con cada fotografía me asombraba aún más, la sesión trascurrió tranquila y relajada, y los resultados eran más que válidos, como apunte mi equipo no sincroniza con el flash en modo display, con luz continua esto no es un inconveniente.

 


Como dato curioso puedo contaros que quizá los astros se alinearon para que pudiera sacarle al producto todo su potencial, la mamá del bebe me comentó que le habían regalado una lámpara con el nombre de la pequeña por lo que si era posible incluirla en alguna foto, obvio que con el flash no hubiera conseguido la misma foto ya que la poca potencia de la bombilla de la lámpara hubiera sido totalmente absorbida por la descarga del flash, sin embargo el led me permitió combinarla con la iluminación de la escena sin problema.

CONCLUSIÓN
 
Tras la sesión, puedo afirmar que en sesiones de recién nacido no hay diferencia alguna con el flash en cuanto luz, es una muy buena opción.
 
Este cacharro mola y formará parte de mi equipo a partir de ahora.
 
 
Vero Garcia

PRODUCTO QUE UTILIZA VERO

http://kubestudio.com/producto/so108bi/
  • Share

Leave a reply

A %d blogueros les gusta esto: