logo

Esquema de iluminación: Abierto vs Cerrado

Definir el esquema de luz no es sencillo, y hay muchas razones por decantarse por uno o por otro.

En otros artículos he explicado muchas de las razones de porque usar un esquema u otro, pero hoy añadiré una nueva alternativa, crear un esquema abierto o cerrado.

 

 

Un esquema en función del objetivo

De forma muy sencilla, si dejamos un esquema cerrado, vamos a tener una luz muy concreta y poca versatilidad para mover a nuestros sujetos en el espacio del shooting. En cambio un esquema abierto, nos permite mover a nuestros sujetos o cambiar el encuadre sin tener que volver a iluminar.

Normalmente usamos un esquema cerrado cuando tenemos muy muy clara la foto, y sabemos donde se va a poner la modelo, y el encuadre que vamos a realizar.

Si no tenemos tan claras las ideas y queremos hacer variaciones usaremos en cambio un esquema abierto que nos permita distintas fotos con el mismo esquema.

Es importante entender que no tiene nada que ver que equipo o desde donde iluminemos la escena para que el esquema sea abierto o cerrado.

 

Ejemplo de esquema cerrado

En este esquema muy sencillo de una luz ( una softbox de 60×90 plegable ) el esquema es cerrado pero no por voluntad propia, si no que la cantidad de flash aplicada no da mas de sí y por lo tanto la luz solo llega a una zona muy concreta, por lo que nos queda el esquema cerrado.

( fotos en Raw sin procesado para mostrar el ejemplo sin otro interés )

En estas fotos vemos como la modelo esta fuera del rango de la luz (primera foto ),  y como al mover la posición de la modelo tenemos la iluminación buscada ( segunda foto ).

En otras ocasiones podemos querer un esquema cerrado ya que la luz es mas concreta y si queremos que cada luz ilumine una zona muy especifica no nos queda más opción que no mover demasiado a nuestra modelo.

Un ejemplo es esta foto que realizamos en el workshop de madrid:

En esta toma Elena tiene que estar en esa posición ya que si se apoya hacia atrás en el sofá la luz principal deja de llegarle.

En esa foto que os explicaré como se hizo pronto, hay mas de una luz que no nos permite movernos. Elena tiene que quedarse en esa postura,  (o cualquier postura en la que su cara se quedase en esa zona de la foto), ya que si se apoya hacia atrás la luz principal no le llegará a la cara. Pero además si yo cambiase mi angulo de disparo estropearía el angulo de la luz motivada que crea el efecto de la lámpara.

Así pués la foto estaba clara y la iluminamos para ese propósito, si queremos modificar la postura de la modelo, por ejemplo que se tumbase en el sofá de lado o se sentase sobre el respaldo habría que cambiar la iluminación y para evitar hacerlo en medio de la sesión hubiésemos ideado un esquema abierto que nos permitiese mas movilidad, pero perderíamos esta foto ya que no sería posible sin tener luces iluminando zonas tan especificas.

Ejemplo de esquema abierto

Un esquema abierto suele ser mas sencillo de conseguir, desde el clásico de dos luces en un ratio de 2:1 a 45º frontales hasta el típico octabox en un boom desde arriba iluminando a la modelo y toda su zona.

Estos esquemas son muy prácticos si buscamos movimiento o cambios de ropa, pero es mas difícil crear fotos cautivadoras ya que tienden a ser iluminaciones mas generales.

Aquí os muestro un ejemplo de una iluminación muy sencilla, 2 luces, un beauty dish delante a 45º superior derecha y un rimlight con un stripbox plegable en el lado opuesto.

Todas estas fotos están realizadas con el mismo esquema y sin alterar las luces, para cambiar el efecto de la foto podemos jugar con el diafragma consiguiendo un fondo mas oscuro o mas claro o con la posición de la modelo para usar la luz y cambiar el resultado.

En la del fondo verde se añadió una luz de fondo con un filtro pero no afecta a la luz de la modelo y para el caso nos sirve como ejemplo.

 

Conclusiones

Muchas veces decido si voy a crear un esquema abierto o cerrado dependiendo de si se mi composición antes de la foto o no.

Suelo crear un esquema abierto cuando ilumino el lugar de la foto, sin pensar tanto en donde pondré a la modelo, por ejemplo en el estudio para fotos generales, si voy a hacer primeros planos, planos medios y enteros, no quiero estar cambiando de iluminación 3 veces en cada cambio de ropa por lo que uso un esquema abierto y listo.

En cambio si tengo muy clara mi visión empiezo componiendo la foto, y una vez tengo compuesta la foto la ilumino de forma mas cerrada ya que se que quiero que haga cada luz y las complemento entre si.

Ambos son validos, ambos aportan cosas positivas y tienen compromisos que tenemos que aceptar.

Como dije al principio a veces no decidimos nosotros si el esquema es abierto o cerrado si no nuestro equipo. Si estoy tratando de hacer un retrato en la calle a las 12 del medio día a f2’8 con un ND de 5 pasos aún con un flash de 400W o 600W tendré muy poca zona cubierta por la luz, por lo que si no quiero estar moviendo la luz cada 2 x 3 será mejor que le diga a mi modelo que no se mueva mucho.

Os puedo decir que es mas fácil empezar con esquemas abiertos ya que permiten mas errores de iluminación.

Y recordar vuestra modelo no sabrá nada de iluminación así que siempre hay que decirle que margen de movimiento tiene para que no se nos vaya de la luz!

  • Share

3 Responses

Leave a reply

A %d blogueros les gusta esto: